Fred & Ginger

Fred Astaire y Ginger Rogers formaron pareja artística y protagonizaron un total de 10 películas en Hollywood durante los años 30, algunas de ellas consideradas de las mejores de la época. El tap dance fue creado  por la combinación de elementos rítmicos de danzas afroamericanas con técnicas de baile europeas, sobre todo irlandesas y escocesas, como el“clog”.

Escena de baile. Folioscopio de 72 páginas.

Comprar aquí

Fred&Ginger_cover_black

Hicieron películas por separado, las cuales fueron éxitos en muchas ocasiones, pero la figura del uno no puede entenderse sin el otro. Formaron una de las parejas míticas, no sólo del cine, sino de la historia en general. Decir Fred es decir Ginger, y decir Ginger es decir Fred. La sintonía de ambos en la pista de baile, enmarcada en un art decó en blanco y negro, y fusionada con las melodías de Gershwin o Berlin, alcanzó las más altas cotas de belleza y plasticidad. Hasta el punto de que los años los han acabado convirtiendo en una de las imágenes más emblemáticas de la iconografía popular. Con Fred Astaire y Ginger Rogers el musical se convirtió en uno de los géneros más amados por el público, a la par que procuraba algunas escenas destinadas a insertarse en eso que se llama antología del cine. Protagonizaron una serie de películas que para el cinéfilo de verdad se presentan como inolvidables e imprescindibles. No cabe hablar de historia del cine si no se menciona a Astaire y Rogers.